Pie de Atleta: prevención y tratamiento

Dentista Parla, falsos mitos sobre salud dental
Salud Dental: falsos mitos que no hay que creer
16/04/2019
Psicotecnicos operador grua, infografia
¿En qué consisten los Psicotécnicos para Operadores de Grúa?
26/04/2019
Podologo Parla Pie de Atleta

El Pie de Atleta es una de las infecciones más comunes de los pies ¡y muy contagiosa! Hablamos con nuestro podólogo de Parla para que nos explique sus síntomas y las medidas necesarias para prevenirlo. Si necesitas cualquier aclaración ¡consúltanos!

¿Qué es el Pie de Atleta?

El «Pie de Atleta», «Tiña Podal» o «Tiña del Pie», es una infección causada por un grupo de hongos llamados dermatofitos, que se nutren de la queratina de la piel. Generalmente comienza en los dedos de los pies, pero se puede extender a los talones, las plantas… incluso a otras partes del cuerpo, como las manos o las ingles, pues se trata de una enfermedad muy contagiosa.

La sintomatología del pie de atleta se caracteriza por una erupción cutánea que causa enrojecimiento y descamación, y que provoca picor y escozor. En fases más avanzadas también puede causar inflamación, ampollas o infectar a las uñas. Hay que ser precavidos porque se contagia fácilmente a través de suelos contaminados (piscinas, duchas…), toallas, prendas de vestir, calzados…

La infección por pie de atleta, además, puede propagarse a otras partes del cuerpo, siendo las más habituales:

  • Las manos: debido al contacto con los pies, al tocarse o rascarse, la infección puede extenderse a los dedos de la mano, las palmas…
  • Las uñas: el hongo puede extenderse a las uñas de los pies, estas presentaran entonces síntomas como decoloración, engrosamiento e incluso desprendimiento.
  • Las ingles: el hongo puede trasladarse también a las ingles a través de las manos, de una toalla… siendo las ingles una zona de mayor calidez y humedad en la que los hongos pueden proliferar.

Factores de Riesgo del Pie de Atleta

Algunos factores aumentan la posibilidad de padecer pie de atleta, entre los que destacan, según nuestro podólogo de Parla, los siguientes.

  • Los hombres adolescentes y adultos presentan una mayor prevalencia.
  • Los climas cálidos y húmedos son más proclives al desarrollo de la infección.
  • Utilizar calzado muy ajustado, que dificulte la transpiración, especialmente realizando deporte.
  • Utilizar calzado de materiales sintéticos como plástico o goma.
  • Padecer hiperhidrosis, mayor sudoración.
  • Caminar descalzo en sitios públicos donde la infección puede propagarse, como vestuarios, saunas, duchas, piscinas…
  • Compartir toallas, ropa de cama, alfombras…
  • Compartir calzado.

Prevención del Pie de Atleta

Para prevenir las infecciones causadas por hongos como el pie de atleta, nuestro podólogo de Parla nos da una serie de consejos que conviene tener siempre presentes, para evitar males mayores:

  • Lavar los pies a diario con agua y jabón.
  • Secar muy bien los pies, especialmente entre los dedos, una zona a la que a menudo no prestamos la necesaria atención.
  • Usar calcetines de tejidos naturales, como el algodón, y cambiarlos siempre que estén húmedos para mantener los pies secos.
  • Utilizar calzado de materiales naturales como el cuero, y que faciliten la transpiración.
  • En piscinas, duchas, saunas… utilizar siempre chanclas o sandalias.
  • No compartir toallas.
  • No compartir calzado.
  • Acudir al especialista ante el menor síntoma, cuanto antes se detecte, antes se puede atajar la infección y evitar graves problemas.
  • Evitar los «remedios caseros», una infección fungicida puede remitir y volver a aparecer si no se cura adecuadamente.

Tratamiento del Pie de Atleta

Sólo un especialista como nuestro podólogo de Parla puede determinar el mejor tratamiento para el Pie de Atleta, sin un tratamiento adecuado, el pie de atleta puede persistir indefinidamente. El tratamiento irá encaminado a la eliminación del hongo, así como evitar los factores de riesgo que producen la infección haciendo especial importancia en la prevención.

Es importante que ante la mínima sospecha de padecer pie de atleta se extremen las precauciones, lavándose las manos a menudo, no compartiendo las toallas en el hogar, y lavando a alta temperatura todas las prendas de ropa, higiene y cama utilizadas, con el fin de evitar que se propague la infección.

Si crees que tú o alguien de tu entorno puede estar sufriendo una infección de pie de atleta acude a tu podólogo de Parla lo antes posible, ¡el peligro de contagio es muy alto! Y si necesitas cualquier aclaración, ¡no dudes en consultarnos! 

Puedes indagar sobre otras patologías de los pies en nuestro artículo: «Enfermedades más comunes de los Pies«

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *